LO QUE SIEMPRE HEMOS QUERIDO DECIR, PERO HASTA AHORA NUNCA NOS ATREVIMOS

jueves, 7 de mayo de 2015

VISITA AL OMBLIGO



Para atravesar los espacios y recorrer las distancias que separan los eventos que ocurren en la vida no necesitamos zapatos.

Nuestra imaginación es todo un artilugio que se manifiesta de forma muy real sin importar las consecuencias. Fabrica escenarios infinitamente reales o de una insensatez totalmente descabellada mientras el paso del tiempo nos despelleja robándonos la lozanía, aún así, seguimos acumulando experiencias que se cuelgan de este sugestivo collar en una secuencia que delata cómo vivimos la vida.

A estos eventos la consciencia siempre llegó tarde, nunca ejerció el más mínimo control en el proceso bioquímico de nuestras fantasías. ¡Qué influencia tan impactante posee la imaginación cuando da forma a nuestras ideas y decisiones, sean estas buenas o malas!

En algún momento empezarás a vislumbrar la curvatura de tu horizonte, la claridad del infinito y entonces el espacio a tu alrededor adquiere un sabor a sueños. El tiempo te huele a enjundias y no te sorprendes cuando descubres que a estas alturas hasta la imaginación también se ha marchado.

Marco Antonio

7 comentarios:

  1. Oh lalá... y puede ser nomás. Amo tus reflexiones, poeta, esas marchas hacia adentro que pones en palabras y me hacen pensar, a veces pensar en lo que no he pensado. Siempre significativos tus textos. Siempre regalando sabiduría. Humanidad. Mil gracias (ya te estaba echando de menos).

    ResponderEliminar
  2. La alegría de saberte ahí, llena mi despensa de cosas dulces. Yo al igual que un relojero intento desarmar el mecanismo en busca de los misterios del tic-tac, pero también estoy obsesionado con la inquietud de no poder descubrir huella alguna de Aquél que le dio cuerda a la maquinaria. Con todo mi cariño
    Marco Antonio

    ResponderEliminar
  3. Marta:
    La imaginación como el instinto es una condición que caracteriza a todo ser viviente en este planeta. Los insectos lo saben todo por un instinto colectivo ancestral y una extraordinaria capacidad de registrar lo que sucede a su alrededor. Sospecho que en ciertas especies no existe el pasado ni el futuro, sólo el presente y el instinto va despejando los obstáculos en la trayectoria por la vida. Ser parte de este mundo es todo lo que necesitan para llevar a cabo sus funciones. En esta escala de supervivencia vamos por la vida desprovistos de muchas de las cualidades que observamos en las hormigas, las abejas y los grillos y entonces desarrollamos la imaginación para suplir la realidad de nuestra existencia con la substancia esotérica que provee este secreto genético posiblemente incompatible con otros seres del planeta.
    Con todo mi cariño

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. vivo en miami soy de buenos aires
    y le canto a la vida sin pedirle nada

    ResponderEliminar
  6. En el perfume de tu curiosidad se mueven siluetas que como tú también le cantan a la vida. Yo duermo agazapado esperando el instante propicio para convertirme en susurro en el fondo de tus canciones.
    Marco Antonio

    ResponderEliminar